Automedicación

Dra. Paola Mongalo
Médico General – 51230
Clínica Medica Mongalo 4 Generaciones

La automedicación es una práctica que se ha venido haciendo durante años, la mayoría de nuestras madres, abuelitas, tías e incluso vecinas y amigas realizan ésta práctica, no falta la persona que te dice que tomar o que darle de medicina a tus hijos. Pero, ¿realmente sabemos que tan malo puede ser? ¿Conocemos los riesgos que tomamos? En este artículo explicaré el por qué es mejor acudir al médico y cuáles medicamentos pudiéramos considerar tomarlos sin prescripción.

La automedicación es la utilización de medicamentos por iniciativa propia sin ninguna intervención por parte del médico (ni en el diagnóstico de la enfermedad, ni en la prescripción o supervisión del tratamiento).

La OMS ha hecho mucha referencia en este punto de la automedicación durante años sobre todo enfocado en el uso desmedido de los antibióticos, pero no solamente éste grupo de fármacos ha sido mal usado durante este tiempo, considero que existen otros tipos de medicamentos mal utilizados desde analgésicos, antialérgicos, y más.

Vivir el día a día tan apresurado, balanceando entre el trabajo y la responsabilidad de nuestros hogares la mayoría del tiempo se nos hace difícil acudir al médico para chequeos de rutina o cuando estamos enfermos, por el cuál considero que muchas tomamos la vía mas fácil de escuchar los consejos de nuestros familiares y amigas, Incluso hoy en día se está volviendo increíblemente famoso preguntar en las redes sociales que podemos tomar para X enfermedad,  ¿han podido ver esas preguntas? Yo les llamo las consultas virtuales, pero la mayoría de veces quien contesta no es un médico. Si bien es cierto no estoy de acuerdo con esta nueva práctica porque cada medicamento actúa diferente en cada persona y sobre todo las dosis son totalmente hechas dependiendo la edad y peso de los pacientes sobre todo en el caso de los niños, no juzgo ni critico lo que se está haciendo porque entiendo que es una manera de apoyarse entre mamás y amigas, una especie de ayuda mutua ya que no todas disponemos del tiempo como quisiéramos y optamos por ese tipo de soluciones en muchos casos.

El uso de medicamentos debe ser tomado con responsabilidad y seguir las indicaciones que nos dicen los trabajadores de la salud correctamente, si nos enfocamos en el mal uso de los antibióticos nos damos cuenta que muy frecuentemente las personas no logran identificar que las enfermedades de origen viral no deben ser manejadas con antibióticos, únicamente las enfermedades de origen bacteriano tienen que ser tratadas con dichos medicamentos, la Organización Mundial de la Salud alerta y dice: La automedicación con antibióticos puede desembocar en una epidemia de “superbacterias”, refiriendo que debido a que estamos tomando los medicamentos sin motivo justificado, estamos ayudándole a las bacterias a obtener fuerzas y no habrá manera de poder atacarlas después, “Tomar antibióticos innecesariamente debilita la capacidad para combatir infecciones cuando estas sí son necesarias. Esto permite a las bacterias desarrollar resistencia a los antibióticos”, advierte y resalta la OMS en un comunicado publicado para el uso prudente de Antibióticos.

Es importante y relevante mencionar que desde hace 70 años hemos sido protegidos por estos increíbles medicamentos descubiertos por Alexander Fleming quién descubrió la penicilina como primer antibiótico, la venta y el uso inapropiado de los antibióticos conducen a un aumento en la resistencia de las bacterias a los antibióticos, algo que resulta todavía más alarmante si se tiene en cuenta que en los últimos 25 años no se han descubierto nuevos antibióticos. El mal uso de los antibióticos, supone también pérdidas económicas ya que las infecciones resistentes pueden ser cien veces más caras de tratar que las no resistentes, así que cuando consideramos que es mejor auto medicarse para disminuir costos esto es más bien totalmente opuesto a la realidad, debido que a largo plazo nos saldrá mucho más caro tratar las enfermedades.

Fármacos más comunes:

  • Antibióticos
  • Antisépticos tópicos
  • Suplementos vitamínicos y minerales
  • Antigripales y antitusígenos
  • Digestivos, laxantes, antiácidos y anti flatulentos
  • Analgésicos

Riesgos de auto medicarse:

  • Los medicamentos pueden interactuar entre sí, creando reacciones adversas.
  • Si se administran dosis inferiores a las adecuadas pueden no producir el efecto deseado y en  algunos medicamentos pueden causar intoxicación por sobredosis a causa de dosis superiores.
  • Algunos fármacos pueden provocar adicción.
  • Los fármacos pueden tener efectos colaterales.
  • Pueden perder el efecto inicial como en el caso de los ATB.

La automedicación responsable:

Puede ser conveniente si se utiliza para tratar síntomas menores como el dolor, la fiebre, la acidez de estómago, el resfriado, etc. y durante un tiempo limitado. De hecho existen medicamentos que no necesitan receta médica y que se pueden comprar en la farmacia, pero siempre con mucha responsabilidad.