Recetas en Familia

Natalia Nuñez
Copropietaria Cocina Con Pasión

A todos nos encanta escuchar’ el “ummm que divino” de nuestros seres queridos cuando cocinamos con cariño para ellos y esto es parle de compartir en familia, lo cual es una prioridad para iodos porque nos mantiene unidos, uno de los mejores momentos para compartir tiempo son las comidas en la mesa. Para esto les comparto una receta que les encanta a nuestros pequeños y nos ayuda a que gocen con nosotros en la mesa sin tener que estar combatiendo con el “no me gus-ta” que mucho surge en varios platos caseros.

Esta es una receta fácil de elaborar, acompañar y que puede ser utilizada para toda ocasión incluso hasta en cumpleaños. Los ingredientes son súper fáciles de encontrar y en estecaso no es pesada ya que es preparada al horno y no frito.

INGREDIENTES:

  • 2 lbs de pechuga de pollo cruda y aplanada como milanesa (se marina previamente con tomate rayado, ajo, cebolla, sal y aceite de oliva)
  • 2 Cucharadas de mantequilla
  • 1 huevo batido
  • 2 palitos de mozzarella cortados a la mitad
  • 3 Cucharadas de zanahoria rayada y picada (puede ser procesada pero debe secarse)
  • Media bolsa de empanizador (recomiendo Kellogg)
  • Media taza de harina

PROCEDIMIENTO:

  • Untamos un recipiente para horno con la mantequilla.
  • Mezclamos la zanahoria rayada sin humedad con el empanizador.
  • Enrollamos el lete de pollo con el queso mozzarella hasta hacer un taco. Luego lo pasamos por harina, luego por el huevo y por último por la mezcla de empanizador y los vamos colocando en nuero recipiente para el horno.
  • Una vez terminados tapamos el pírex con papel de aluminio haciendo un hoyito con el tenedor en el centro y los metemos al horno por 40 minutos.

Tips con amor: Utilizamos la zanahoria para incluir nutrientes esenciales para nuestros pequeños. Muchos al verla sola en el plato se reúsan a probarla o comerla. De igual manera el tomate rayado es súper nutritivo y va en el marinado del pollo. De esa manera estamos nutriendo a nuestra familia y combinando una comida que para ellos es divertida.