Las Mascotas

Los Niños y Los Beneficios de las Mascotas

Tener un animal en casa es responsabilidad de todos. No sólo de los hijos ni sólo de los padres, en absoluto. Los niños deben aprender desde muy temprano que la mascota es un miembro más de la familia y como tal, tiene necesidades y merece la misma atención que todos.

La mirada de los niños pequeños están hambrientas de estímulos. De cosas que ver, tocar y con las cuales poder interactuar. El que junto a ellos esté desde muy temprano una mascota, les permitirá obtener un sin fin de beneficios.

Las mascotas son la oportunidad de contar con una estimulación continua y diferente a la del padre o la madre. La mascota será alguien que siempre se mueve a su alrededor, un amigo a quien acariciar o con quien jugar.

Tener una mascota puede contribuir a fomentar la responsabilidad, por ejemplo niños se pueden hacer cargo de alimentarle, ayudar a bañarlos, sacarle a pasear, mantener el lugar donde duerme limpio.

Las mascotas ayudan a expresar emociones: si tienes hijo/a que le cuesta expresar sus emociones la relación con su mascota aportará mayor comprensión del entregar afecto, estimula el desarrollo de la paciencia, el amor y cuidado de otros seres vivos. Si los niños crecen junto a una mascota, desarrollarán sus habilidades emocionales con más facilidad, dispondrán de una mayor empatía para reconocer si su animal está tranquilo, alegre o inquieto.

El tener una mascota puede ayudar a la socialización, ayuda a desarrollar conductas positivas, como el respeto por los demás, la confianza en sí mismo, la confianza en los demás, lo que trae como resultado una mayor interacción con sus padres.

Las mascotas contribuyen a que nuestros hijos mejoren su estado físico: estudios demuestran que los niños que tienen mascotas (especialmente perros) tienen menos posibilidades de ser obesos, ya que estos los incentiva a jugar, correr y estar en contacto con la naturaleza además incentiva a los niños a pasar menos horas con entretenimiento electrónico.

Entender mejor los procesos de la vida: el tener una mascota puede servir para que los niños entiendan mejor los ciclos de la vida, como por ejemplo: que la alimentación es fundamental para la vida, o bien el proceso de la muerte, al que algunas veces hay que enfrentar dependiendo del tipo de mascota que elijan, ya que hay animales que viven menos años que otros.

No olvides que a la hora de criar a un niño con una mascota, es indispensable que integres al animal desde bien temprano con el niño. Si lo apartas porque piensas que puede hacerle daño de alguna forma, tanto el animal como el niño, verán al otro con desconfianza. Permite que se relacionen con armonía.  Descubrirás lo bonito que resulta esta experiencia.

Lo importante como padres es elegir la mascota adecuada para cada familia y apoyarse entre todos en el proceso de enseñarles que se trata de un ser vivo que depende de sus cuidados, sabrá lo importante que es respetar a los demás, acariciar y acompañar al nuevo integrante.