Montessori en el Hogar: La llegada del Bebé (Primera Parte)

Anteriormente les he escrito sobre Montessori y el niño en su etapa escolar. Pero en esta ocasión, quiero contarles sobre Montessori aplicado con los bebés, desde el nacimiento y como los padres de familia pueden prepararse para aplicarlo en sus hogares.

Antes que nada, quiero recalcar que Montessori es más un estilo de vida, que una metodología educativa. Padres de familia que deseen aplicar Montessori en casa, deberán empaparse de información sobre la filosofía del método. Ya que es la base informativa que nos permitirá comprender por qué hacer las cosas de una manera distinta a lo que estamos acostumbrados tradicionalmente.

Para empezar, les puedo dar ciertos puntos clave de la filosofía que se deben de adoptar y aplicar en el día a día con los niños desde el momento que llegan a nuestras vidas.

  1. Independencia: Sí, un bebé recién nacido puede llegar a experimentar ciertos logros que son meramente basados en la independencia. Siendo el nacimiento, el primero de estos logros, ya que sale a este mundo por sus propios medios (o con ayuda) pero valiéndose por sí mismo, por sus propios pulmones, su sistema digestivo y poder sostenerse con sus huesitos.
  2. Conocer al niño con ojo científico: Esto lo podremos aplicar informándonos bien sobre el método. La Dra. María Montessori, creadora de la metodología, era antes que nada médico. Y en base a sus observaciones científicas descubrió etapas de desarrollo por el cual todos los seres humanos pasamos en nuestra vida. Es ahí la importancia de empaparse con la metodología para así conocer de estas etapas y poder guiar a los niños en el momento preciso, de la mejor manera.
  3. Menos es más: Cuando investiguen sobre Montessori, se encontraran con espacios bastante ordenados, con mucha luz y materiales naturales y de cierta manera minimalistas. Al ofrecer menos opciones de juguetes: – Le facilitamos la elección, haciendo esta una elección más segura y decidida. -Invita a cuidar sus cosas ya que, al tener menos, estos juguetes obtienen un mayor valor -Cada material sobresale y por lo tanto desarrolla la concentración en el niño. – Recoger y guardar los juguetes es más fácil, porque no hay mucho que guardar.

Conociendo sobre estos 3 puntos claves, a continuación, les detallaré un poco más sobre los espacios destinados para la habitación y de artículos claves que deben de ser parte de esta habitación. Existe un artículo que es fundamental en una habitación Montessori, y esa es la cama baja o en el suelo. Baja para que cuando el niño empiece a caminar, él pueda salir de su cama cuando él lo desee y no dependa de un adulto para salir. Así evitamos muchos accidentes relacionados al uso de una cuna y el niño que quiere salirse de ella. Si vamos a poner una cama en el suelo, debemos enfocarnos en la seguridad,

¿En qué vamos a pensar cuando decimos seguridad?

  1. Todo lo que voy a meter en el cuarto es para el niño.
  2. Todo lo que hay en el cuarto él puede usarlo y no hay peligro.
  3. Muebles pesados y/o empotrados.
  4. Tapar todos los enchufes.
  5. Estantes con juguetes al alcance del niño.

Móviles: Tradicionalmente, los móviles se ubican encima de la cuna y se les ponen a los niños para dormir. En Montessori se utilizan para estimular, para entretener, para que el bebé enfoque y para que trabaje sus cinco sentidos. Hay una serie de móviles que se pueden utilizar desde el nacimiento, los invito a que investiguen, se animen a hacerlos y/o comprarlos. Existen muchos videos en línea donde pueden seguir paso a paso las instrucciones y ser partícipes de esta gran preparación en la espera del bebé.

Les explicaré brevemente la secuencia de la serie los móviles más representativos:

  1. Munari: Ofrece la posibilidad de concentrarse en un objeto que brinda experiencias de luz, la sombra y las formas geométricas. Es en blanco o en negro y se usa con el recién nacido, ya que todavía no ve los colores. Tampoco enfoca claramente, por lo que utilizamos figuras geométricas con contraste para ayudarle a tener una mirada fija y que poco a poco vaya enfocando mejor.
  2. Gobbi: Este se ofrece después del primer mes de vida, pues son pelotitas en graduación de un mismo color, donde el objetivo es afilar el sentido visual con la graduación del color. En la foto, pueden observar a Luciana con el Gobbi a sus dos meses.
  3. Octaedro: Este igual se le ofrece después del primer mes (recuerden que pueden rotar los móviles y/o cambiarlos en el momento de que él bebé ya no muestra mucho interés por él cómo antes). Son figuras tridimensionales de los colores primarios que le ayuda al bebé a enfocar en objetos con puntas.
  4. Espejo: El espejo es otro artículo que caracteriza la habitación Montessori, pues es un incentivo para que se observe y repita sus movimientos y los perfeccione. El espejo podemos utilizarlo para ejercicios durante el “tummy time”, ya que le permitirá verse mientras se apoya de sus brazos o juega con algún juguete.

Estén pendientes de la segunda parte de este artículo en la edición de la revista. Donde les compartiré más información sobre cómo aplicar la filosofía Montessori en casa los primeros 12 meses del bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *