Embarazo después de los 40

Dr. Mauricio Ríos Barba
Ginecología y Obstetricia
Biología de la Reproducción Humana

Muchas mujeres siguen retrasando la edad de la primera maternidad, creyendo que aún están en edad de tener hijos.

Cada año acuden más mujeres mayores de 35 años, una edad en la que el número y la calidad de los óvulos se ha reducido notablemente. A los 37 años, apenas permanecen entre 10.000 y 40.000 de los dos millones de óvulos con los que nace la mujer y la mayoría perecerán antes de ser liberados. Aunque la “ventana” de fertilidad de cada mujer es diferente, hay casos excepcionales de mujeres que han concebido de forma natural a los 50 años, cuando una mujer cumple los 40 las probabilidades de concebir un hijo son, más o menos del 5%.

Las de los hombres también son diferentes. Desde hace 40 años, la concentración de espermatozoides ha ido disminuyendo drásticamente, como consecuencia de cambios en el entorno y el estilo de vida. Hace 30 años, era normal un recuento de 45 millones de espermatozoides por mililitro. Hoy se considera normal 15 millones por mililitro. Si a un bajo recuento de espermatozoides asociamos una mujer que accede tarde a la maternidad, ya tenemos el escenario de la infertilidad al completo.

A diario recibimos pacientes que a sus 40 años, ella y su esposo decidieron comenzar una familia, descubrieron que la naturaleza se negaba a cooperar. Después de múltiples tratamientos que fueron extenuantes emocional y físicamente, seguían sin concebir. Las mujeres que no han tenido bebés sanos a partir de un tratamiento de reproducción asistida, son menos propensas a hablar abiertamente acerca del procedimiento que aquellas para quienes esa técnica fue exitosa.

Estadísticas ordenadas por la federación y recolectadas por los Centros de Prevención de Enfermedades en las casi 500 clínicas de fertilidad de Estados Unidos sobre procedimientos de fertilidad realizados en 2013 indican que usando óvulos frescos (es decir, no congelados) o embriones de mujeres que intentaban concebir a los 40 años, menos del 30 % que se sometió a estos se embarazó y menos del 20% dio a luz a bebés vivos.

Los programas presumirán de ser los mejores, con tasas extraordinariamente altas de embarazos aun en mujeres de más de 40 años. “Prácticamente, ya no hay una edad a la que las clínicas digan no”.

En cuanto menor edad tengan las mujeres cuando se someten a método de reproducción asistida, las tasas de embarazos serán mejores, es más probable que las mujeres más jóvenes tengan embarazos saludables que culminen en nacimientos de bebés sanos.

En un informe que publicó el año pasado en Fertilita and Sterility, dice que la “edad avanzada” es un factor de riesgo no solo para la infertilidad femenina, sino también de “abortos y complicaciones obstétricas”.

Se reconoce el dilema que enfrentan las mujeres que buscan contar con educación superior y desean establecer bien su carrera profesional antes de intentar tener hijos. Nos damos cuenta de que “el embarazo ideal también debería darse cuando se tiene una pareja estable con quien compartir la carga de la crianza”.

Los hechos biológicos son irrefutables. Hablando en términos biológicos, las mujeres son más fértiles entre los 20 y los 35 años.

  • El mejor consejo que se puede dar es acudir de inmediato si se encuentra con deseos de búsqueda de embarazo después de los 35 años con el especialista en fertilidad.
  • La valoración por el especialista en fertilidad les dirá realmente cuáles son sus posibilidades de lograr tener bebé en casa.

Les agradezco sus comentarios por esta vía: drmrios2@gmail.com

 Dr Mauricio Ríos